Article de Opinió del Partit de Vinaròs Independent (PVI): El ROM que no aplega

Per: Juan A Blanchadell

En el último Pleno, dando cumplimiento a la obligación que le viene impuesta por Ley, el equipo de gobierno trajo a aprobación el plan normativo con la previsión de los reglamentos que quieren aprobar en el transcurso del presente año.

Esta vez son trece los reglamentos a establecer, dos o tres más que  los que anunciaron en el plan normativo del año anterior. Si van seguir la misma marcha, la proporción indica que solo serán tres los reglamentos que se aprobarán, esperamos que el escaso garbo normativo del que hace gala el equipo de gobierno reciba un fuerte impulso y  se consiga llegar a fin de año con los deberes hechos.

De esos trece reglamentos nos preocupa muy especialmente uno en particular, el nuevo reglamento de organización municipal (ROM) dado que el actual quedó obsoleto y fuera de la ley, hasta el punto de permitir a concejales tránsfugas un nivel de derechos y de representatividad que la Ley vigente que está por encima del ROM no les otorga. Afortunadamente el recurso presentado por el PVI a comienzos de legislatura echó atrás algunos derechos que el equipo de gobierno le había otorgado al concejal tránsfuga del PVI, impidiendo que se integrara en el grupo mixto y disfrutara de mayores beneficios de los que tienen los concejales que continúan siendo fieles a las siglas políticas por donde se presentaron y con las que fueron elegidos, ya que, entre otros, iba a percibir el complemento económico derivado de la portavocía del grupo mixto.

Cierto que a mediados del pasado año se nos remitió un borrador de reglamento, como aquel que dice “ahí va esto” por eso el concejal socialista Fernando Juan no puede escudar su inanición argumentando que es por culpa, entre otros, del PVI, por no haber hecho ninguna aportación. ¡Alucinante! ¿Desde cuándo nos esperan para algo? Es don Fernando Juan como miembro del gobierno municipal, quien tiene que proseguir la tramitación llevando el borrador del reglamento a la comisión informativa, y es allí donde el PVI, si acaso, presentaría sus propuestas, dado que entre otras cosas, en este órgano de la administración municipal se levantan actas y queda constancia de todo lo que allí se aporta.

La redacción de un ROM ajustado a la Ley no es demasiado complicada, basta simplemente copiar y pegar cualquiera de los que la práctica totalidad de municipios españoles tienen ya modificados, lo cual es la parte buena, de lo anormal que es el no tener aún un ROM ajustado a la Ley, y por ello soy de la opinión que la razón de la demora puede que sea más bien otra.

Durante estos 19 meses de legislatura hemos ido viendo como el voto del concejal tránsfuga del PVI ha ido alineándose sistemáticamente con el voto del equipo de gobierno y este, desde el primer día, ha estado por favorecer al concejal que por nuestro recurso ahora es simplemente un concejal no adscrito.

Por tanto, si dicho concejal tránsfuga se comporta como el concejal número once del equipo de gobierno ¿Qué prisa tendrá el equipo de gobierno en adecuar un reglamento que impedirá que el concejal no adscrito, en contrapartida por su apoyo, disfrute de ninguna ventaja que no le corresponda?

Aquí lo dejo.

Comparteix:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Llegeix més!

També et pot interessar