L’Escola d’Estiu de Peñíscola finaliza tras dos meses de actividades por la conciliación

– Los niños y niñas participantes han protagonizado hoy el festival de fin de la actividad

– El programa, que impulsa la concejalía de Bienestar Social, ha contado con más de 120 participantes

Un año más, la Escuela de Verano de Peñíscola ha llegado a su fin tras acoger acoge más de 120 niños y niñas que se han inscrito semanalmente, de educación infantil y primaria, para disfrutar realizando actividades refrescantes y haciendo amigos.

En la Escuela de Verano de Peñíscola se busca la fusión de las artes con el deporte, incluyendo actividades deportivas, combinándolas con excursiones y actividades artísticas, como pueden ser manualidades con materiales que los niños/as recogen de la playa (conchas, arena…), talleres de manualidades o de robótica donde los niños y niñas desarrollan sus habilidades de STEM (acrónimo en inglés para Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) pasándoselo pipa.

En los meses de julio y agosto se han realizado multitud de actividades, entre las que se encuentran las distintas excursiones o la acampada nocturna y la fiesta de la espuma.

La Escuela de Verano de Peñíscola ha cerrado hasta el verano próximo sus puertas hasta el año con el Festival de Final de Curso, siendo uno de los programas más exitosos del área de Bienestar Social, “es un proyecto social que pretende conciliar la vida laboral con la familiar en meses en los que la mayoría de familias de nuestra población están dedicadas al sector servicios por la temporada turística” ha recordado la concejala del área, María Jesús Albiol, indicando que las actividades programadas han estado dirigidas, como cada año, a edades comprendidas entre los 2 y los 12 años, “adaptándose por tramos de edad y divididas por semanas o quincenas, en distintos horarios para ajustar al máximo la oferta a las necesidades de cada familia”.

La gran variedad de excursiones y propuestas relacionadas con el deporte y la psicomotricidad son atractivas para los más pequeños, además, todas las actividades tienen una vertiente lúdica con objetivos basados en la educación en valores y disfrutando del trabajo en equipo.

El alcalde, Andrés Martínez, por su parte ha querido agradecer la confianza de las familias y felicitar al equipo de monitores y monitoras de l’Escola d’Estiu por su dedicación y profesionalidad.

Comparteix:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Llegeix més!

També et pot interessar