El Ayuntamiento de Peñíscola se alía con la Fundación Global Nature para la protección del marjal

– Se suscribirá un convenio de colaboración para distintas actuaciones, mantenimiento, formación, concienciación y divulgación

La concejalía de Medio ambiente del Ayuntamiento de Peñíscola ha mantenido un encuentro con los representantes de la Fundación Global Nature (FGN) para definir las estrategias de gestión sostenible del espacio natural protegido del marjal y establecer un marco de colaboración estable para coordinar proyectos de gestión eficiente de este espacio.

A la reunión ha asistido, por parte de la Fundación, su director general, el Sr. Eduardo de Miguel Beascoechea, y el Sr. Antonio Guillen, coordinador de proyectos en la Comunidad Valenciana.

“Cuando una marjal costera y salina mediterránea no se gestiona adecuadamente y no tiene un estado óptimo de conservación, no sólo puede perder su función medioambiental, sino que puede ser perjudicial para el entorno. Mediante estrategias de gestión derivadas de la colaboración con la Fundación, queremos trabajar en la optimización de nuestro marjal, favoreciendo que funcione como sumidero de carbono, manteniendo además su integridad ecológica, al mismo tiempo que trabajamos para que siga prestando los servicios propios de un ecosistema sano” ha explicado el edil del área, Miguel Castell, que ha propiciado la reunión e impulsado la concreción de un convenio de colaboración.

El Ayuntamiento pretende contar con una metodología que permita, “tanto cuantificar posibles emisiones de gases de efecto invernadero, como conservar los servicios que proporciona este entorno, ayudando además a priorizar en la toma de decisiones qué acciones desarrollar para favorecer no sólo su función como aliado en la lucha contra el cambio climático, sino también la conservación de las especies que albergan este tipo de humedales” ha ampliado el Castell.

En el convenio de colaboración con la Fundación, se contemplará además la formación a gestores sobre el enorme potencial de almacenamiento de carbono de la marjal de Peníscola.

Las medidas de gestión a implantar “también favorecerán la adaptación, considerando que su restauración aumenta en gran medida su resiliencia al cambio climático” ha valorado.

Con vocación de formar e involucrar a particulares y empresas

A medio plazo se propondrán mecanismos también para que la iniciativa privada se sume de manera voluntaria a los proyectos de gestión, estableciendo metodologías específicas que les permitan la compensación de emisiones de gases de efecto invernadero en el mercado voluntario de carbono.

“La compensación de emisiones es un reflejo del compromiso ambiental de nuestro Ayuntamiento” ha declarado Castell, ampliando que los proyectos de conservación de humedales “no sólo compensan emisiones, sino que también ofrecen un valor añadido en biodiversidad y sirven como compensación de la huella hídrica, mejorando por tanto varios servicios ecosistémicos”.

Comparteix:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Llegeix més!

També et pot interessar