El PP toma el pulso a las pyme de Benicarló para rescatar con la reforma fiscal del Plan Mazón “a quienes Sánchez y Puig desangran”

El presidente local, José Antonio Redorat, acompañado por el secretario general del PPCS, Salvador Aguilella, y el diputado autonómico de Economía, Rubén Ibáñez, visitan una empresa que sufre en primera línea la asfixia fiscal

La revolución fiscal del presidente regional Carlos Mazón “propone inyectar liquidez a familias y empresas para garantizar la circulación de la economía y dinamizar a las empresas. Hay alternativas al castigo socialista”, dice Ibáñez

5 mayo 2022.- El Partido Popular de Benicarló ha visitado esta semana empresas de su polígono industrial para conocer de primera mano “las dificultades atroces a las que se enfrenta un sector que lucha día a día por ser competitivo y no cerrar por la asfixia de precios”. Lo manifiesta el presidente local del PP en Benicarló, José Antonio Redorat, quien defiende “la alternativa que propone la revolución fiscal del presidente Carlos Mazón como solución a la falta de liquidez y castigo fiscal al que se enfrentan las pyme de nuestra localidad”.

Redorat, que está en contacto permanente con las empresas de Benicarló insiste en que de igual forma que apoyamos a la industria pesquera y agrícola “hay que escuchar de primera mano a quienes lo están pasando mal y luchan por mantener a flote la empresa y los puestos de trabajo que de ella dependen”. En esta visita ha estado acompañado por el secretario general del PPCS, Salvador Aguilella, y el diputado autonómico del PPCV responsable de Economía, Rubén Ibáñez.

La visita “ha servido para evidenciar las crudas dificultades por las que están atravesando las empresas y cuyos objetivos son seguir operativas, aunque se están enfrentando a una ausencia absoluta de ayudas fiscales, una inflación generada por los costes de producción y una guerra de precios”, ha explicado Redorat.

Y frente a esta ausencia e inacción del gobierno de Ximo Puig, “existen alternativas, como la que propone el Plan Mazón, para rebajar impuestos, inyectar liquidez a familias y empresas, y garantizar la dinamización de un sector productivo que con fondos alentaría el consumo y movilizaría la economía”. Es la apuesta, tal y como explica el diputado autonómico Rubén Ibáñez, “realista y sensata que nuestro presidente regional ha planteado a Ximo Puig”.

“Los costes de producción han sufrido un incremento insostenible y los precios se han disparado. La competitividad debe llegar en forma de una revolución fiscal que con el sello del PP propone inyectar 1.530 millones a los bolsillos de familias y empresarios. Es una apuesta decidida que rescataría a quienes hoy lo están pasando mal y cuya implementación depende de Ximo Puig y Pedro Sánchez”.

Comparteix:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Llegeix més!

També et pot interessar