La Conselleria de Vivienda desplaza a técnicos a Peñíscola para evaluar los daños y las viviendas del edificio colapsado

– Todo indica que el sistema constructivo empleado es el que ha motivado el tipo de derrumbe de este edificio de principios de los 90

– La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda trabaja en buscar alternativas habitacionales a las familias afectadas

(26/08/2021) – Todo indica que el sistema constructivo empleado es el que ha motivado el tipo de derrumbe de este edificio de principios de los 90

– La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda trabaja en buscar alternativas habitacionales a las familias afectadas

Un equipo técnico de la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática se ha trasladado a Peñíscola tras el derrumbe de un edificio de tres plantas para hacer una evaluación, revisar el estado de las 18 viviendas que han colapsado y del resto de la urbanización Font Nova.

El director general de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética, Alberto Rubio, ha explicado que poco después del derrumbe, “los servicios de emergencia requirieron la ayuda de los técnicos de derrumbes de la Conselleria. Inmediatamente se desplazaron para supervisar también las operaciones de desescombro y garantizar que se estaban realizando con total seguridad”.

Una vez determinado que ya no existía más riesgo de derrumbe, se han hecho unas catas en los edificios que han quedado en pie para ver en qué situación se encuentran y también determinar si se podía continuar con los trabajos de desescombro con garantías.

Según ha comentado el director general de Calidad y Rehabilitación, todo parece indicar que “el sistema constructivo empleado es el que ha motivado el tipo de derrumbe” de este edificio de principios de los 90. Se trata de un sistema de muros de carga paralelos a las cotas de nivel de la ladera, con un tipo de bloque de arcilla y sistemas horizontales de estructura con bovedillas y viguetas prefabricadas. Son estructuras muy articuladas, que ha comparado con “un castillo de naipes y si quitas una o falla, colapsa todo con relativa rapidez, de una manera sistémica y todo el conjunto cae”.

“Lo que ha ocurrido es que, por alguna razón aún por determinar, uno de esos muros ha perdido solidez, probablemente porque han cedido los cimientos, aunque eso no se sabrá hasta que no se desescombre”, ha relatado Rubio.

Del mismo modo, ha declarado que es poco frecuente que en un edificio de la antigüedad del siniestrado en Peñíscola, de apenas 30 años, “haya llegado a ocurrir algo así”.

Ahora mismo, la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática tiene dos prioridades. La primera de ellas es, una vez hayan terminado las tareas de desescombro, evaluar en qué situación se encuentran los edificios y si requieren cualquier tipo de refuerzo.

La segunda prioridad es, tal y como ha asegurado el vicepresidente Rubén Martínez Dalmau en la visita que ha realizado esta mañana a Peñíscola, atender a las personas que hayan podido perder su vivienda principal en este derrumbe y proveerles de una alternativa habitacional.

Comparteix:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Llegeix més!

També et pot interessar

Tírig reclama major assistència mèdica

L’alcalde de Tírig, Juanjo Carreres, torna a demanar a la Conselleria de Sanitat major i millor cobertura sanitària en el municipi. “Parlem de la tornada,