El Ayuntamiento de Sant Jordi aprueba la Ordenanza de Convivencia Ciudadana para mejorar la calidad de vida

  • Iván Sánchez Cifre: “Tiene el respaldo unánime porque es muy útil para garantizar el bienestar y los derechos de los vecinos”

 

Sant Jordi, 14 de mayo de 2021.- El Ayuntamiento de Sant Jordi ha aprobado en el último Pleno municipal la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, que nace con el objetivo de preservar los espacios públicos para disfrute de vecinos y visitantes, así como para garantizar sus derechos. Se trata de una iniciativa novedosa en el pueblo y que ha contado con el voto favorable de todos los concejales del Consistorio.

Iván Sánchez Cifre, alcalde de Sant Jordi, ha celebrado que “la Ordenanza de convivencia ciudadana es especialmente útil en estos momentos en los que la pandemia está obligando a regular los espacios públicos. El equipo de Gobierno decidió hace tiempo impulsar este completo reglamento con el objetivo de garantizar que todos nuestros vecinos disfruten de este bienestar ciudadano y de todas sus libertades y derechos”.

Esta Ordenanza se abrió a consulta de todos los vecinos para que pudiesen hacer sus aportaciones antes de que entrase en vigor. Para ello hubo campaña de información y se publicó en el tablón de anuncios del Ayuntamiento y en su web (santjordi.sedeelectronica.es) para que la conociesen los vecinos y pudiesen aportar aquello que considerasen relevante, gracias a lo que la propuesta fue aprobada en el Pleno de mayo por unanimidad y entrará en vigor en el plazo de un mes desde que se publique en el BOP.

Esta Ordenanza tiene por finalidad preservar el espacio público como lugar de convivencia y civismo, en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades de libre circulación, ocio, encuentro y recreo, con pleno respeto a la dignidad y a los derechos de los demás y a la pluralidad de expresiones culturales, políticas, lingüísticas y religiosas y de formas de vida diversas existentes en el Municipio de Sant Jordi.

Así mismo esta Ordenanza tiene por objeto la prevención de cualesquiera actuaciones perturbadoras de la convivencia ciudadana y la protección, tanto de los bienes públicos de titularidad municipal como de las instalaciones y elementos que forman parte del patrimonio urbanístico y arquitectónico del Municipio de Sant Jordi frente a las agresiones, alteraciones y/o usos indebidos de que puedan ser objeto, la sanción de las conductas incívicas y la reparación de los daños causados.

Favorecer la convivencia y el uso de bienes públicos

Es también objeto de esta Ordenanza establecer normas que favorezcan el normal desarrollo de la convivencia ciudadana, el buen uso y disfrute de los bienes de uso público, así como su conservación y protección, en el ámbito de las competencias municipales.

A los efectos expresados en los apartados anteriores, esta Ordenanza regula una serie de medidas encaminadas específicamente al fomento y a la promoción de la convivencia y el civismo en el espacio público, identificando cuáles son los bienes jurídicos tutelados, previendo cuáles son las normas de conducta en cada caso y sancionando aquellas que pueden perturbar, lesionar o deteriorar tanto la propia convivencia ciudadana como los bienes que se encuentran en el espacio público que le debe servir de soporte, tipificando, en su caso, medidas específicas de intervención.

Precisamente, recientemente, el Ayuntamiento de Sant Jordi se ha visto obligado a dejar de tener abiertas permanentemente las instalaciones del parque natural municipal Bovalar ante los reiterados daños y desperfectos que están causando algunos de los visitantes. A partir de ahora se cerrarán las instalaciones y servicios, que se podrán disfrutar solicitando permiso en el Ayuntamiento oficialmente para así poder controlar quién acude y cuándo y tratar de garantizar de que se cuiden adecuadamente las instalaciones.

Iván Sánchez Cifre, alcalde de Sant Jordi, ha lamentado “tener que cerrar la zona de torradores y barbacoa del Bovalar, así como tener que cerrar también la entrada de vehículos al parque natural municipal. Todos los fines de semana tenemos actos de vandalismo de gente de fuera del municipio, que causa daños y desperfectos, por lo que al final ni la gente del pueblo puede disfrutar de su parque natural municipal, así como el resto de visitantes y turistas que quieren venir al pueblo”.

El alcalde ha explicado que “se trata de un paraje natural emblemático y queremos que la gente lo disfrute, pero también deberá responsabilizarse de cuidarlo y dejar las instalaciones en el mismo estado en el que se las ha encontrado. Es muy triste ver cómo lo dejan algunos y en las fotos que hemos hecho se pueden comprobar los desperfectos”.

“Hemos cerrado definitivamente los accesos a vehículos a motor por este motivo y dejará de estar abierta permanentemente la zona de barbacoa, aseos y demás servicios. Quien quiera disfrutar de estas instalaciones deberá venir al Ayuntamiento a solicitar una instancia municipal y dejar una fianza para poder utilizar estas instalaciones. Es la única forma de controlar quién accede y tratar de asegurarnos de que la gente respete un bien tan apreciado que tenemos, que es uno de los 21 parques naturales municipales que existe en la provincia”, ha señalado Iván Sánchez Cifre.

 

Comparteix:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Llegeix més!

També et pot interessar